Skip to content

Los 57 niditos de amor en Cádiz

2011 noviembre 30
por merce

Ayer se presentó la primera guía de alojamientos singulares de la provincia. En ella aparecen esos hotelitos con encanto que se esconden por la geografía gaditana. Son pequeños alojamientos, en los que se miman mucho los detalles y cuyos dueños se esmeran por ofrecer algo diferente y de calidad, no tanto al turista, sino al viajero, en el sentido romántico que tuvo esta palabra. Son perfectos para cualquier persona del mundo y esto nos incluye a los propios gaditanos, quienes desconocemos muchas de las joyas que esconde la provincia. Sin repasar de nuevo la guía, me vienen a la memoria la Casa del Califa de Vejer, La princesa y el guisante de Conil, Utopía de Benalup, la Casa del Corregidor de Arcos o el Palacio Garvey de Jerez. He tenido la suerte de conocer muchos de estos alojamientos y puedo asegurar que merece la pena pagar una estancia en ellos, aunque no estén en los buscadores de gangas. Son lugares estupendos. Ideales no tanto para perderse, sino para encontrarse. Todo esto y más es lo que han querido transmitir los técnicos del Patronato Provincial de Turismo, capitaneados por su diputado, Alejandro Sánchez, con esta publicación. La idea es estupenda, ahora solo falta que se venda bien. Sánchez dijo ayer que estas “son las pymes del turismo” y que hay que cuidarlas. Totalmente de acuerdo, lo que no sé es si 8.000 ejemplares serán sufiecientes y si ese afán por vender estos encantos fuera de España no es menos rentable que comercializarlos dentro de la propia comunidad autónoma, donde tenemos el gran filón del turismo de fin de semana. De todas formas ya es un buen principio que este catálogo salga a luz.