Skip to content

La llamada

2011 noviembre 14

Basado en hechos reales.

Digamos que de un histórico exrepresentante institucional de la provincia, de uno de los tres partidos, o coaliciones, más votados y representados.

Me lo contó este fin de semana y creo que ilustra el clima de indolencia y desmovilización que asola a esas tres formaciones. A una, menos, porque lo tiene hecho. A las otras dos, más, porque lo tiene perdido.

Una de las últimas tardes. Autopista AP4

Pirr-pirr-pirr (sonido de teléfono móvil, un poco de imaginación, ponga usted de su parte)

“Sí, dígame”.

“Buenas tardes, le llamo de la sede del partido X. Necesitaba hablar con Zutanito”.

“Soy su mujer, es que está conduciendo, voy a su lado. Dígame y yo le cuento”.

“Mire, es que necesitamos saber si finalmente va a ser interventor el domingo 20 de noviembre”.

Largo silencio.

“¿Oiga? ¿Sigue ahí?”

“Sí, sí, un momento, le pregunto”.

“Cariño, llaman de la sede, que si vas a ir de interventor”

El conductor dice: “No”

“Perdone, que dice que no”

“¿Que no puede?”.

“No, que no puede, no: QUE NO”.