Skip to content

Vamos a tener unas palabras

2011 noviembre 4
tags: , ,
por landi

Aunque apenas quedan rituales en el arranque electoral, ni pegada de carteles ni grandes mítines, afortunadamente, ya obsoletos, inservibles, invisibles, aún se mantiene la costumbre de presentar el eslógan. La frase que, teóricamente, resume el aroma (en fin) de toda la propuesta política de un partido. El del PP es “Súmate al cambio”. El del PSOE es “Pelea por lo que quieres”.

El primero es confortable, fácil, como involuntario, te lo pongo a huevo. El segundo, violento, difícil, épico, te lo tienes que currar.

El popular está cargado de inercia, como una oportunidad. Déjate llevar, que no te va a doler. El socialista parece deportivo, un reto, asume la dificultad de lo complejo, predispone al sufrimiento y pide superación, lucha. Cúrratelo, joder.

El de los ganadores parece integrador, abierto sin condiciones, como una invitación en la que no se acaba de confiar. El de los ‘outsiders’ parece llamar solo a elegidos votantes, como si la gritara un sargento chusco y chusquero de película americana, de campamento militar.

Antonio Sanz ha criticado el de los socialistas, que una vez, en 1982, ya se montaron en la ola triunfal de la palabra más usada en las campañas electorales españolas. Los socialistas callan ante la cantinela del rival, quizás porque no hay nada que decir ante los himnos triunfadores.

Esta vez el cambio da miedo y la pelea ya terminó en derrota mercantil a los puntos.

Hay más opciones, incluida la de quedarse en casa. Algo pondrán.