Skip to content

¿Qué pasa en Cádiz? ¿Que quiere independizarse?

2011 octubre 28

En el siglo XIX hizo fortuna una frase (¿qué pasa en Cádiz?) con la que pretendía resaltarse que todo debate de la política española se originaba en la pequeña ciudad gaditana. Si se sabía qué pasaba en Cádiz, se sabía qué se cocía en España. Una herencia de la Constitución de 1812.

Es un amable vestigio desde que, hace mucho, en esta provincia somos periferia de pleno derecho. Pero la tradición pesa y el tiempo dirá si Cádiz ha vuelto a ser vanguardia política, paritorio casual del gran debate político español del siglo XXI, el territorial.

Todo, gracias al exabrupto de Gregorio Peces Barba en el Congreso Nacional de Abogacía de la pasada semana. Pareció el grosero aperitivo de una severa discusión a la que cuesta adivinarle pausa en los próximos tiempos.

Tuvo mucho eco la broma, la fantasía sobre una España sin Cataluña y con Portugal en tiempos del Conde Duque de Olivares. A mí, ese episodio me parece menor, una coña histórica sin la menor maldad, como si fantaseáramos sobre si el Algarve fuera la novena provincia andaluza, si Nápoles aún fuera colonia española o sobre si nunca hubiéramos vendido Gibraltar a los británicos, una fábula historicista, un juego.

Sin embargo, la alusión supuestamente humorística a los bombardeos de Barcelona (“esta vez no harán falta”), por reciente, fue, como se dice ahora, tremendamente desafortunada.

Una cruel cagada, un inhumano patazo, se decía hasta hace poco tiempo.

Duele que sea obra de un ponente constitucional, con lo necesitados que estamos de que los prestigiosos estén a la altura de su denominación.