Música tras la Encarnación… La oferta de Natera

Lanzo una pregunta al aire… Mirando este palio… ¿Quién cree que le pega música? Miren el corte de las bambalinas, de riguroso cajón, diseñado por Rodríguez Ojeda. Los respiraderos, de una única pieza, sin salientes, dibujando líneas rectas que invitan a la penitencia. Observen el maniguetero, túnica de ruán negra, así como los servidores en las maniguetas del paso. Incluso el tocado de la Virgen de la Encarnación, serio, riguroso, austero pese a su riqueza…
Insisto… ¿Alguien cree que le pega música? Pues al bueno del presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Jerez, Manuel Muñoz Natera, se le ha ocurrido, entre otras soluciones para que la Madrugá no se muera (literalmente ha dicho que la gente está “dormida hasta que llega la Yedra”, última cofradía del día y de capa), que este maravilloso palio de cajón lleve marchas fúnebres.
Para más datos, durante muchos años, a esta cofradía se la ha conocido por El Silencio…
En fin…
Sin comentarios. ¿No creen?

Qué de ruido…

De verdad que la de Jerez es la Semana Santa con más ruido del mundo… No se calla el personal ni bajo agua. Aquí da igual que llame el capataz al martillo, que pase una cofradía de negro, que un penitente vaya rezando el rosario…
Aquí si me da la gana charlo hasta con el Santo Crucifijo delante, para qué me voy a callar…
Y si encima uno, en un ataque de ira incontrolable, le pide a la gente que se calle la boca en mitad de una recogía que podría ser de cualquier cosa menos de penitencia, le dicen a uno que tiene mucha guasa el de la tele, o sea, el que les habla… Y que debería ser más respetuoso, que ellos están en la calle, que pueden hacer lo que quieran, que si eres un fascista o un retrógado, que si estás quitándole su libertad…
El mundo al revés. A alguno lo metía yo debajo del Descendimiento a dar un par de chicotás, a ver si le entraban ganas de charlar… Y sobre todo a ver si les gustaba que mientras tu pasas con tu imagen con la sana intención de evangelizar, de hacer tu estación de penitencia, hay un señorito que quiere comerle la boca a su parienta. Porque esto es un país libre.
Qué asco de ruido. Qué poca educación. Qué poca vergüenza.

El alma de la Victoria

Sin duda, uno de mis mejores momentos de la Semana Santa de este año… Quién no lo disfrutó tras el misterio de la Borriquita, tiene una cita el año que viene en la capilla de la Escuela de San José.

Espectacular marcha. Espectacular banda. Espectacular cuadrilla de costaleros.

Tres chicotás


Eso le dimos al Señor de la Cena desde la Basílica del Carmen hasta San Marcos. Tres chicotás eternas, con los nervios a flor de piel por la fina lluvia que caía. Tres chicotás que valieron más que el resto del recorrido, porque fue ahí donde la cuadrilla de la Cena demostró de nuevo lo que es; la mejor cuadrilla de Jerez.

Tres chicotás de ensueño, que deben servirnos para aprender una lección. Que no es más costalero quien más marchas se sabe, quien más kilos aguanta. Es más costalero quien más quiere a su Señor. Y al del Cáliz, los de ahí abajo, lo quieren hasta morir.

Tres chicotás. No hicieron falta más en el Lunes Santo…

Acabo de llegar de Sevilla…

Acabo de llegar de Sevilla. He visitado multitud de iglesias, he comprobado el pulso de la ciudad cuando quedan apenas 48 horas para que sea Domingo de Ramos. Y me llevo dos conclusiones principales. Una, que estamos a años luz de ellos. Dos, que han perdido el norte.

Porque da gusto ver cómo, a pocos días, las mayordomías cuidan los pasos. Incluso algunos doradores terminaban de disimular los pequeños defectos que el paso del tiempo haya podido causar en los pasos de misterio de las cofradías.

Pero quita las ganas de ir a un besamanos un fulano con un secador de pelo dando calor a un respiradero mientras dos metros más allá una dolorosa está expuesta en besamanos.

Así que dos conclusiones. Que sí, que son unos fuera de serie. Pero que no, que han perdido el norte.

Hablemos de pregones…

José Gallardo Quirós en el Villamarta. Barbeito en el Maestranza. Dos estilos, ambos válidos. Dos maneras diferentes de decirnos que ya está aquí la Semana Santa, que estamos en las vísperas gloriosas de la Pasion, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Flamenco uno, reflexivo el otro. Ambos en clave simpática, amable, accesible, cercana. Pero con dos formas, dos maneras diferentes de concebirlos.

El de Jerez, sin duda, buscando a Jerez. Un pregón al uso, con el orden cronológico de las cofradías como hilo conductor de un pregón que superó, por poco, las dos horas. Sonetos, décimas… Todo entrelazado sin descanso. El de Sevilla, para que Sevilla lo busque a él. Sin nombrar una sóla cofradía, sin hablar de las esquinas de la capital hispalense, sin alharacas…

¿Cón cuál te quedas?


¿Estado óptimo para restaurar el manto del Desconsuelo?

Te reconozco que me ha hecho gracia la expresión que ha usado el restaurador del manto del Desconsuelo, José Ramón Paleteiro. No por nada, sino porque habría que explicarle lo que significa “estado óptimo” para restaurar una pieza de bordado. Porque evidentemente, el momento óptimo para restaurar un manto es cuando todas las piezas pueden ser limpiadas y puestas de nuevo en su terciopelo. En el momento en que hay que sustituirlas por otras nuevas, hechas en el prestigioso taller del sevillano, pues hombre, óptimo, lo que se dice óptimo, no es el momento.

A menos que lo que interese sea el brillo del oro. Entonces, debido a la cantidad de piezas nuevas que habrá que ponerle al manto, seguro que el brillo que producirá te hará ponerte hasta gafas de sol. Pero entonces, lo que tendrás será un manto con dibujo de Rodríguez Ojeda, pero hecho en el taller de Paleteiro.

Digo yo que si el manto se hubiera llevado hace diez o quince años, en lugar de esperar a que se estuviera cayendo a pedazos, hubiera sido todo mucho más fácil… Pero claro, hace tiempo que nos compramos un BMW, y ahora no tenemos ni para pagarle las pastillas de frenos.

Abre esta nueva ventana

Atrévete a abrirla, porque igual entra aire fresco. Igual te resulta viciado. Pero sin duda, será aire… Y en el mundo de las cofradías, es precisamente eso lo que se necesita. Aire para renovar un mundo que a veces está demasiado viciado.
Sé bienvenido. Siéntete en tu propia casa.
Así te trataré yo.

lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.