Fernando Barea

Antes de que nadie me acuse de nada, voy a reconocer que ni soy objetivo ni pretendo serlo. Primero porque es amigo mío, segundo porque es el vestidor de mi dolorosa, la Virgen de la Encarnación. Y tercero, y quizá lo más importante, porque no me da la gana.
No me da la gana de quedarme callado que creo que es el mejor vestidor no sólo de Jerez, sino de Andalucía. Si en lugar de vestir aquí, lo hiciera en la Semana Santa sevillana estaríamos hablando de que su nombre sería reconocido como lo son los de los capataces más famosos, los priostes más consolidados o los músicos de mayor renombre. Pero claro, viste en Jerez…
Ha demostrado, por experiencia, conocimientos y atrevimiento lo que sabe hacer. Y habrá que reconocerle, y estoy seguro que se hará cuando ponga su último alfiler, espero que en el pecho de la Virgen de la Encarnación, que él y sólo él se ha encargado de enseñar a toda una generación de nuevos vestidores que ahora están llegando con fuerza y conocimientos, y que tienen el sello de Fernando Barea impreso en sus encajes, en sus blondas, en sus rostrillos imposibles. Algunos porque aprendieron con él. Otros, simplemente porque robaron de vista. Pero que nadie discuta que ha cambiado la manera de vestir en la ciudad, ha modificado con sus criterios unos cánones estéticos que ahora, todos asumen como lógicos. El fue el pionero, y el resto ha sabido andar un camino ya andado por Fernando Barea con anterioridad.
Quizá por eso, y contaré un secreto, hasta unas monjas de clausura decidieron rezar el rosario más tarde para poder grabar las explicaciones técnicas de un maestro de vestidores que se ha ganado un sitio de privilegio en la Semana Santa.
Fernando Barea. Como dice un buen amigo común, vestidor de vestidores…
No le falta razón.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.