Skip to content

De ‘niñitas’ a ‘caballitos’

2012 febrero 1
por avalimana

El Real Madrid atraviesa una etapa en la que sus jugadores españoles no siguen a pie juntillas la doctrina de Mourinho. Al menos eso es lo que apuntaban varios medios de comunicación en los últimos tiempos (sobre todo al caer derrotado el equipo blanco -y con la imagen que lo hizo- en el partido de ida de la Copa del Rey ante el Barça). Los Casillas, Ramos, Albiol y compañía fueron señalados por el técnico portugués, que salió en defensa de Pepe, Coentrao, Cristiano y compañía. A simple vista, un cisma en el vestuario que solo se podía curar de manera inmediata con una gran imagen en la vuelta copera en el Camp Nou ante el Barça y manteniendo la supremacía en el presente campeonato liguero, ya que aún queda tiempo para retomar la máxima competición continental. Y así fue. La tranquilidad parece haber regresado a Concha Espina tras una gran respuesta ante el Barça (pese a la eliminación) y con el incremento en siete puntos de la ventaja liguera.
Pero en todo este tiempo hay algo que no ha cambiado. Callejón, que apenas tenía minutos al inicio del curso, se ha convertido en uno de los ‘ojitos derechos’ de Mou. Lejos de coger el testigo de Pedro León, el motrileño ha sabido callar, esperar y responder a Mourinho sobre el terreno de juego. Cuatro dianas en la Liga (algunas tan importantes como la lograda en Palma de Mallorca), tres en la Copa del Rey y otras cuatro en la Liga de Campeones han servido para comprobar que el andaluz tiene hueco en las filas blancas.
Al fin y al cabo, si Keita y Mascherano son las ‘niñitas’ de Guardiola, Callejón es el ‘caballito’ de Mourinho. Desde que el entrenador luso se subiera a su espalda en Mestalla allá por el mes de noviembre, el futbolista no ha dejado de cabalgar. Por si fuera poco, ahora también se atreve a ironizar con micrófonos como testigo. “¿El Barça ya habla de los árbitros? Igual es que algo ha cambiado”, apuntaba tras la igualada azulgrana en El Madrigal. Sin lugar a dudas, otro punto más para ganarse el cariño de Mourinho.
Además, ahora más que nunca tiene el beneplácito de un Santiago Bernabéu ansioso por encontrar nuevos valores en la cantera que sigan la estela de Butragueño, Raúl o Casillas. ¿Ha nacido un nuevo ídolo?