Skip to content

Los once zarpazos del ‘Clásico’

2012 enero 19
por avalimana

Así se podría resumir la historia del último enfrentamiento entre Real Madrid y Barcelona…

1. Más de lo mismo. El Barça volvió a demostrar ayer en el Santiago Bernabéu que le tiene tomada la medida al Real Madrid. Hasta ahí, nada nuevo. Hoy por hoy, los azulgranas son SUPERIORES a los blancos. Al menos en los enfrentamientos directos (la clasificación de la Liga dice otra cosa bien distinta…).
2. Mourinho dio un giro en el planteamiento del partido y apostó por la opción más solicitada: esperar al Barça, tejer una tela de araña en la medular y salir al contragolpe. Al fin y al cabo, la misma táctica que utilizó con el Inter en el Giuseppe Meazza cuando dejó a los culés sin la final de la Liga de Campeones en el coliseo blanco (en el Camp Nou fue muchísimo más defensiva su apuesta, con Eto’o de lateral y renunciado totalmente al ataque). Y recuerden, la misma fórmula que solicitaban muchos porque jugarle de tú a tú al Barça es imposible, aunque el Betis demostrara el pasado domingo que nada lo es.
3. ‘Mou’ puso a Pepe y Lass en el centro del campo (como muchos querían), alineó de inicio a Higuaín, Benzema y Cristiano (como muchos también querían)…
4. Pero también quiso rizar el rizo y sorprender a todos. Situar de inicio a Altintop (por mucho que diga el portugués, Iniesta volvió literalmente ‘loco’ al exjugador del Bayern y el gol de Abidal fue propiciado por un despiste suyo. Tan bien no lo haría Hamit…), Coentrao (nadie entiende que costara 30 millones de euros su fichaje) y Carvalho (llevaba sin jugar desde finales del mes de septiembre) sorprendió a todos. Y la decisión parece que no fue la más acertada. Por cierto, también sorprendió el hecho de sacar a Granero en los últimos minutos, máxime cuando el canterano no entra nunca en los planes del técnico luso.
5. “Nos han hecho un gol a balón parado. Así no se puede ganar al Barcelona”, relataba Mourinho a la finalización del partido. Razón no le falta. Tampoco se explica que Alexis Sánchez logre rematar de cabeza entre Sergio Ramos y Coentrao. Son asuntos que hay que analizar…
6. “La victoria tiene muchos padres y la derrota solo uno. La final de la Copa del Rey la celebramos todos y tenía muchos padres y la derrota la asumo yo. Dejad a los jugadores tranquilos que la culpa es mía. Son cosas del fútbol”. Es una verdad como un templo. José Mourinho, una vez más, demuestra que no se esconde.
7. Sin embargo, el técnico de Setúbal no estuvo tan acertado en otras declaraciones. “Yo entiendo siempre, pero no escucho. Ni antes ni después”, aseveró. Pues no está en el camino adecuado. La afición es soberana…
8. “La eliminatoria está abierta, pero difícil, por no decir muy difícil”. Mejor dicho, y visto lo visto, es IMPOSIBLE. Sea como fuere, un equipo como el Real Madrid tiene que ir a dejarse el alma en el Camp Nou. No queda otra.
9. Pinto ni la olió. El Madrid llegó dos veces y una no fue gol de puro milagro. Se ‘comió’ el gol de ‘CR7′ y el palo evitó que Benzema colocara el 2-1. Si los blancos hubiesen llegado más veces… Ahora bien, eso no quiere decir que el guardameta portuense sea un mal portero. Ganar el Trofeo Zamora como cancerbero del Celta tiene muchísimo mérito, ayudar al Barça a ganar una Copa del Rey también…
10. Cristiano Ronaldo estuvo acertado en esta ocasión. Mourinho no tendrá que ejercer de ‘matón de barrio’ y verse las caras con nadie por este motivo. Algo es algo.
11. VERGONZOSO. La acción de Pepe al pisar intencionadamente la mano de Messi no tiene nombre. Con esa actitud, este jugador NO MERECE vestir la camiseta del Real Madrid. Es una pena que un futbolista de su nivel cometa semejantes barbaridades sobre un terreno de juego.

PD: Tampoco tiene nombre que Wayne Rooney comente en su cuenta de ‘Twitter’: “Pepe, qué idiota”. Habló el santo. Ahí va un ejemplo.

Continuará…