Skip to content

Dublín por dos duros

2012 marzo 15
por Elen

Viendo fotos en Facebook del increíble viaje que se han montado unos amigos a Dublín ( y digo increíble por el aspecto de sus caritas, porque no me han contado aún ni pío) me ha picado la curiosidad y me he puesto a investigar a la caza de ofertas. Y mira por dónde, la tierra de Ryanair es el oasis del viajero pelón. Por muy poquito es posible organizar una escapada y disfrutar del destino.

Imagen del Temple bar, uno de los más conocidos de la ciudad

La aerolínea irlandesa ofrece vuelos directos por 150 y 140 euros por persona desde Sevilla o Málaga para esta Semana Santa y el puente del 1 de mayo. Si optáis por salir desde Jerez, también hay buenas conexiones con Barcelona, pero se encarece algo más.

Otro de los atractivos es la gran cantidad de museos gratis que tiene, lo que viene muy bien para esos días lluviosos y grises tan propios de la zona. Entre ellos tenéis algunos como el de Historia y Arte, en Collins Barracks, uno de los cuarteles militares más antiguos de Europa. También el de Arqueología, en Kildare Street y el de Naturaleza, en Merrion Street. En el centro de la ciudad se encuentra la increíble National Gallery, que además de la extensa colección de arte irlandés tiene obras de Vermeer, Picasso, y Caravaggio en exposición permanente. Además, también son gratis las habituales visitas guiadas (eso sí, la mayoría en inglés).

El Museo de Arte Moderno tampoco exige entrada. Se encuentra en el antiguo hospital de Kilmainham y ya el edificio de por sí merece la pena la visita. Además de las obras se organizan actividades especiales para los visitantes durante todo el año. Y un salto a la biblioteca Cherter Beattytampoco defraudrá. Allí podéis descubrir algunos de los libros más antiguos del mundo, junto a textos manuscritos, pinturas y arte en papel.

Y no se puede visitar la ciudad sin pasar por el conocido barrio del Temple Bar, que tiene hasta tres mercados al aire libre: de diseño, libros y el agrícola. Este popular distrito ha pasado por rachas de auge y decadencia y siempre son recurrentes las auténticas gangas que se pueden encontrar en él. La zona limita al norte con el río Liffey, que tiene una serie de puentes entre los que se encuentra el famoso Ha’Penny Bridge. Por lo demás, tiendas fetichistas, restaurantes y galerías de arte hacen las delicias de los visitantes.

Y ya que hemos conseguido este magnífico ahorro, llega el momento de visitar los pubs que aparecen a cada paso. Allí nos podrán explicar cómo se tira una verdadera Guinness. Entre la enorme oferta de ocio, resulta imprescindible el Temple Bar Pub, que ofrece hasta 450 tipos diferentes de whisky. O También se puede pagar solo por la cerveza y un clásico café irlandés.