Skip to content

El presidente de Ryanair se merece un escarmiento

2012 febrero 9

Vaya con el tal Michael O’Leary, presidente (si alguien no lo remedia pronto) de Ryanair. Ya nos tenía fritos con sus nuevas ideas para ahorrar costes, como los asientos de pie o el baño de pago, pero ahora va por el mundo haciendo papelones como el último en Bilbao.

Explica la agencia Efe que concluida la rueda de prensa,  el tipo salió de la sala y se situó frente a los trabajadores de Spanair que se estaban manifestando y no tuvo otra ocurrencia que posar ante las cámaras haciendo el símbolo de la victoria. El gesto despertó la ira de los trabajadores, que lo insultaron con toda la razón del mundo. Tal fue el espectáculo que el empresario irlandés tuvo que ser escoltado por la Ertzaintza hasta  llegar a la puerta de embarque.

En su comparecencia ante los medios, O’Leary tuvo también la poca vergüenza de agradecer “la publicidad” que la protesta ha dado a Ryanair. Precisamente el motivo de la visita a Bilbao fue para ofrecer datos de las nuevas conexiónes entre la ciudad vasca y Madrid y las negociaciones para ampliar una línea con Irlanda.

Después de esto quizá haya que darle un escarmiento y pasar de su compañía, con una bajada de ventas tal vez los consejeros delegados pidan la cabeza de este impresentable.