Qué es una “optimized structure” en los negocios

La crisis cambio la forma de hacer negocios… la era digital cambio la forma de hacer negocios… el relevo generacional a menudo cambia la forma de hacer negocios… en general, podríamos decir que cada día cambia la forma de hacer negocios. Pero entonces ¿Ha cambiado también la forma de entender cómo son los negocios?

Sin duda la forma de entender o comprender los negocios también ha cambiado. Los márgenes se han reducido y hasta se han cambiado de sitio en muchos casos. Seguir haciendo las cosas igual sólo lleva a perder dinero con facilidad. El mundo cambia a la velocidad de la luz y lo que hoy funciona mañana es una ruina, por eso se hace necesario adaptar nuestros márgenes al sistema y no tanto al producto o servicio. Dicho de otro modo, la clave no está en lo que se hace, sino en cómo se hace.

Por ejemplo, si reparas televisiones, el secreto de la rentabilidad no está en reparar televisiones, si no en tener un sistema estructura de gestión optimizada para realizar esas reparaciones. Una vez que la tengas podrás canalizar por ese sistema todo tipo de reparaciones.

Una “optimized structure” o dicho en castellano, una estructura optimizada, puede consistir en que una empresa tenga unas megainstalaciones en un país ‘A’ donde tiene un gran volumen, mientras que en un país ‘B’ dónde está comenzando sólo tiene un despacho por horas en un centro de negocios. Los alardes cuestan dinero y las estructuras fijas y pesadas hunden a las empresas, por eso cuanto más flexible y adaptable a mínimos sea tu estructura, más podrás perdurar. La externalización de servicios y la franquicia operativa hacen el resto.

Hasta no hace mucho la mejor manera de “medir el tamaño” una empresa era por su volumen de facturación, el número de empleados e incluso en algunos casos por la cantidad de metros cuadrados que ocupan sus instalaciones y en qué zona se encuentran, cuanto más cara mejor será. Pero ese tipo de conceptos se está empezando a convertir en un símil de “dinosaurio empresarial” o de empresa compleja y delicada para adaptarse y sobrevivir.

La nueva empresa cotidiana, la de “a pie de calle” ha cambiado tanto que para entenderla y “medir su tamaño” hay que usar otros baremos. Por ejemplo, número de usuarios, acceso a contactos, beneficio por cada empleado, etc. Muchas veces el secreto consiste en revisar el sistema de producción y gestión, acortar procesos, rentabilizar el tiempo e involucrar en la producción a todos, optimizando todas las estructuras, la comercial, la de gestión, la operativa y la de espacios.

 

David Carrascosa Mendoza

Fundador de Grupo CONESVI

Twitter: @DCarrascosaMend

Perfil en LinkedIN

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.