Un anuncio es como hacer el alegato final en un juicio

Seguro que lo has visto montones de veces en películas y series de TV, el abogado argumentando su defensa en un alegato final mientras pasea y gesticula frente al jurado, intentando convencerlos para que el veredicto sea el que su cliente necesita. Un anuncio es algo parecido, la agencia o el publicista esgrimen su argumento comercial en forma de anuncio ante “su jurado”, el público consumidor, al cual tiene que convencer para que el veredicto sea el que su cliente necesita, “comprable”.

 

La gran diferencia está en que mientras que el jurado del juicio está concentrado en el caso que les ocupa, el jurado comercial está concentrado en lo suyo y el “alegato” no es algo que le interese en principio. Por el contrario, el gran parecido estriba en que para lograr el éxito, tanto el abogado como el publicista, habrán tenido que hacer mucho y bien todo el trabajo previo al alegato.

Normalmente esa escena del alegato suele estar al final de la película porque es la culminación de todo un proceso que hemos ido viendo durante el desarrollo de la misma. ¿Qué cosas solemos ver que ha hecho antes ese abogado? Tal vez le vimos hablar varias veces con el acusado para obtener detalles, recurrir a expertos de su propio equipo, consultar especialistas externos en ese tema. También es posible que le hayamos visto investigando el caso, además de lo que le puede contar su cliente o los testigos, buscar cámaras de vigilancia, interesarse por cómo piensa el jurado, etc. Todo con el fin de reunir la información que necesitaba para argumentar su defensa y crear un alegato que convenza al jurado.

En publicidad ese alegato final sería el anuncio que se va a publicar y sería del todo absurdo pensar que bastará con contratar los soportes y “contar” el anuncio al jurado con una retahíla de lo que hace el anunciado, jurado que en este caso suele estar centrado en sus problemas y no pendiente de qué les va a contar tal o cual anunciante.

Para obtener un anuncio que consiga el veredicto de “comprable” que decíamos al principio, antes de crear el alegato vamos a necesitar hacer toda esa labor previa que ilustraba con el abogado. Habrá que tener detalles y datos que sirvan para crear un argumento eficaz, contar con expertos en las disciplinas que necesitemos, investigar el mercado en la medida de lo posible, etc. En definitiva, descubrir la mejor manera de convencer a nuestro jurado para que diga: “Consideramos al anunciado comprable en todos los casos”.

 

 

David Carrascosa Mendoza

Director general de Grupo CONESVI

Twitter: @DCarrascosaMend

Perfil en LinkedIN

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.