Skip to content

Rumore confirmati

2012 febrero 22

Puesto que el italiano (que rima con habichuela) se ha puesto de moda gracias a Juancarlini Aragoni, titulamos este post con un espaguettini de andar por casa para hablar de los rumores que se confirman. ‘Haberlos haylos’. En noviembre la patrulla se hacía eco de las informaciones que apuntaban a un posible relevo en el cúpula policial de la comisaría de Cádiz, con competencias en toda la provincia. Y así ha ocurrido. Hoy publicamos en lavozdigital.es y en la edición de papel (que sí leches, que en los quioscos también se venden periódicos, tú pásate que no muerden) que la comisaria jefa Concepción de Vega se marcha a Sevilla. Su paso ha sido una pura transición. Apenas sin tiempo para imponer su impronta, aunque algunas de sus decisiones han encendido a los funcionarios de puertas a dentro.

Ha sido la primera mujer en asumir esa responsabilidad en la provincia y esperemos que no pasen dos siglos más hasta que esta circunstancia se repita. A mi como mujer me molesta que me recuerden siempre mi condición de género, tanto en los logros como en los fracasos,  y anhelo que llegue ese día que vestir sostén sea una pura anécdota. Detesto la discriminación; tampoco acepto si es positiva y me sitúa en una posición de privilegio en virtud del sexo que fórmulas genéticas decidieron sin yo tener mérito alguno.

Con la que está cayendo, el sucesor debería estar muy apegado a la calle y menos a los despachos porque fuera está diluviando y se necesitan paraguas. No solo llueve para los ciudadanos indignados, también para aquellos que visten a diario un uniforme y están señalados como si ellos fueran los culpables de esta situación desesperada a la que otros, intocables como no, nos han llevado. Acaso se nos olvida que esta misma polémica se vivió cuando el desalojo de la Puerta del Sol, cuando otros ocupaban Moncloa.

También se exige contudencia a la hora de adoptar decisiones que cuestan, pero también mesura en la respuesta para que nadie (ni provocadores ni funcionarios sin temple) aproveche el momento y tire por tierra la labor de un Cuerpo, cuyo servicio es esencial en una sociedad desarrollada. Y no estaría de más conocimientos acerca de cómo afrontar una rueda de prensa. El ejemplo del jefe superior de Policía de Valencia, con sus declaraciones desafortunadas utilizando ante los medios una terminología belicista (que no, hombre, que esto no es Túnez, ni Egipto ni Libia, ni ganas de que sea), solo sirven para alimentar la crispación. Son tiempos duros para todos, pero entre tanto ruido no se puede perder el norte. La seguridad de todos, depende de ellos. Las redes sociales rugen contra la Policía, la misma que hace unos días perdió a tres miembros que se lanzaron al agua, sin pensárselo, para salvar la vida de un joven.

Dicho lo cual, volvemos a los rumores. Os dejo la fotografía de quien se sitúa a día de hoy en el primer puesto de las quinielas sobre posibles sustitutos. Se llama Andrés Garrido y es el jefe de la Comisaría de Jerez. Los agentes de la escala básica (los más difíciles de convencer) hablan bien de él…