Skip to content

Quieren enchironar a Baltasar

2011 noviembre 21
por silvia tubio

Huelga decir que a mi como si lo fríen en el fuego eterno… Desde que me quedé con la cara de palo esperando una bicicleta de la Barbie y me trajo el muy joío una motoreta amarilla tela de fea, pero más ligera de precio (el dromedario de su majestad es un tieso) le tengo un odio irracional. Desde entonces me hice del abuelo de barba rojiza, de ese Rey que nadie mira porque está en medio de la Cabalgata, entre pinto y valdemoro, en tierra de nadie. Por eso, cuando me enteré el otro día que habían denunciado al tío del turbante por lanzamiento violento y con alevosía de caramelos, se me curvó el labio superior. Dónde las dan las toman, listo…