Skip to content

Un periodista de raza

2011 noviembre 10
por Miguel Domingo García

Espero que no se mosquee por contarlo. Pero merece la pena que se sepa. Carlos Cherbuy, ‘el grande’, se enteró de que algo pasaba en el Puente Zuazo mientras cenaba. No es que estuviera tranquilamente en su casa, sino en la calle, y además acompañado. Le dijeron que había mucha poli y bomberos (mucho jaleo) en el caño. Poco más. Podía estar ocurriendo cualquier cosa, a lo mejor era una chorrada, pero sin dudarlo (a juzgar por lo rápido que reaccionó) dejó la hamburguesa y se plantó allí para enterarse de lo que estaba pasando ‘in situ’. Comme il faut. Iba sin cámara y aún así, a los pocos minutos había mandado la crónica y hasta una foto. Creo que llegó justo para el cierre.

La profesión de periodista está fatal, mal pagada y poco reconocida y diré también que merecemos algo de vida social digna. Pero de vez en cuando, es bueno que salgan a relucir lo que antes se llamaba ‘periodistas de raza’. No faltan. Carlos, ¡chapó!

Por otro lado, todo esto parece muy raro. Hoy la Policía ha mandado un comunicado (como respuesta a la información de Carlos, claro) en el que se informa de que se rescató del agua una especie de casita de gato con ropita de bebé y un pantalón pirata dentro. Adjuntaron esta foto.

Según la policía: “todo parece indicar” (sic) que la canastilla la tiró una pareja porque quizá se les murió un gato y “por motivos sentimentales, los dueños no deseaban continuar viéndolo en su domicilio y decidieron arrojarlo al caño” ¿Eso se lo imaginan en comisaría, o es que la pareja dejó una nota, o han localizado a los dueños? Aparte, en lugar de arrojar la casita en un contenedor ¿por qué se molestaron en tirarla al caño?

Al parecer, hoy en San Fernando ha llamado mucha gente a comisaría diciendo que ha visto de todo, hasta niños sin cabeza. Pero resultaron todas falsas alarmas. A lo mejor por eso han mandado el comunicado.

La noticia del bebé ha sido hoy la noticia más leída.