Skip to content

'The artist', el milagro

2012 enero 30
por Andrés G. Latorre

Y finalmente, se obró el prodigio. La riada de premios y menciones que ha recibido la película ha llevado a los señores que dirigen nuestros destinos cinematográficos en la provincia (ahora que la sala Megaupload está de reformas) a progamar de una bendita vez ‘The artist’. Lamentablemente, sólo se ha estrenado en los cines Bahía de Cádiz. Pero afortunadamente, porque son de los más cómodos de la provincia y, el movimiento se demuestra andando, de los que demuestran mejor gusto a la hora de hacer su selección fílmica. (No dejen de echarle un vistazo a su programación ocasional de óperas.)

Sólo les puedo decir que vayan a verla. Les recordará deliciosamente a ‘Cantando bajo la lluvia’, con la diferencia fundamental de que mientras que  aquella era un musical, ésta es muda. Tiene el gran mérito de tratarnos de hacer comprender un leguaje fílmico que sólo habremos visionado como una rareza en algún momento sórdido o pedante de nuestra vida delante de una de las obras maestras de Chales Chaplin o de Buster Keaton. Llega un momento, y llega pronto, en el que el espectador se da cuenta de que sobran las palabras, que una imagen vale más que cien dobladores y que sólo con un par de planos uno puede ahorrarse unas voces que sólo restarían protagonismo a una divertida banda sonora, obra de Ludovic Bource.

Eso sí, rebaje un poco sus expectativas a la hora de verla. Dentro de dos años, nadie hablará de ella, como ya nadie se acuerda de ‘Avatar’, y sólo se mencionará como “esa peli que era en blanco y negro y que no hablaban, ¿te acuerdas Federico?” Un pequeño consejo, haga como yo. Rodeese de buena compañía en la sala, compre un buen recipiente de palomitas (no se preocupe por el ruido que hagan, no hay que estar atento a los diálogos) y disfrute del cine como lo harían sus abuelos de jóvenes. Y ríase estentóreamente, que esto es cine y que alguien se de un porrazo en la cara es de lo más gracioso. (¿Qué sería de la seire Aida sin ese recurso?)

Pero si no le gustan estas cosas, no se preocupe. También tiene la opción de volver a ver ‘Alvin y las ardillas 3’ que, seguramente con justicia, sigue estando en cartel en casi todos los cines de la provincia.