Skip to content

Un gris sin aditivos

2013 enero 23
por nagrafojo

El arte de Cádiz este año tiene un solo color, el gris. Ni el rojo de los coloretes le hace sombra a un tono que representa el desparpajo, el descaro, la ironía y la creatividad de unos chirigoteros, que aunque sin nombres reconocidos, han conseguido sacar a flote la esencia de nuestro Carnaval. Han convertido un color triste, que recuerda a los uniformes de otro régimen y a la represión, en el mayor exponente de la libertad que ha pasado hasta el momento por las tablas del Gran Teatro Falla. El grupo de Lupo y compañía es este año mi bandera, la que representa el buen rollo y las ganas de cachondeo. Es la bandera de los que concursan con ilusión, de los que no entienden de competitividad y de los que, ganen o pierdan, te encontrarás en cualquier esquina de Cádiz cuando llega el momento del Carnaval de verdad. Este año, además de seguir defendiendo estos valores que los hacen una especie poco común en los tiempos que corren, lo hacen parodiando un musical tan conocido y con tantos años encima como Grease. Más de 30 años hace que Randal Kleiser llevó a la pantalla este mito cinematográfico, y en este tiempo a nadie se le ha ocurrido traducirla al gaditano. Y, por supuesto, nadie mejor para encarnar a John Travolta y Olivia Newton-John, que el tándem chirigotero formado por Popo y Lupo, ilustres intérpretes del Carnaval de Cádiz y, desde el día de la actuación, grandes estrellas del musical. Ahora habrá que ver si obtienen alguna recompensa, aunque la del cariño del público ya la tienen. Las lágrimas que soltaron muchos de los aficionados que presenciaron su actuación será un gran botín para una modalidad que vive de la risa. No lo olvidemos.