Skip to content

El 25-M, los galos y la plantilla municipal

2012 marzo 20

Muchos ciudadanos, especialmente trabajadores municipales, temen el día después de las elecciones municipales como un hacha que caerá sobre sus cabezas. Un hachazo en forma de subida de impuestos, de recortes o de despidos. El nuevo plan de ajuste al que obliga el Ministerio de Hacienda para acogerse a los préstamos ICO de pago a proveedores -solo el Ayuntamiento de Madrid ha superado la avalancha de solicitudes de un Consistorio endeudado hasta las cejas-ha acentuado los nervios de la plantilla municipal, que ya los tenía a flor de piel.

 

 

Hay quien se atreve en su blog, como el concejal de la oposición Juan Pedro Crisol, a dar una cifra exacta de los despidos que habrá en el Ayuntamiento: 511 es el número a la vez mágico y fatídico que, según sus cálculos, barajaría el gobierno popular. La rumorología ya tensó la cuerda hace pocas semanas hasta tal punto que se pensó que el contenido de una rueda de prensa de la alcaldesa sería el anuncio de despidos masivos.

La reforma laboral que facilita la puesta en marcha de EREs en las administraciones públicas es otro asunto a tener en cuenta, si se suma a que Hacienda ha remitido una carta a los consistorios que se han acogido a los préstamos ICO planteando despidos y reducciones de sueldo. Vamos, un plan de ajuste en toda regla que el delegado de Economía, Enrique Espinosa, presentará en breve, antes en cualquier caso del 1 de mayo.

Entonces se verá si los jerezanos -plantilla municipal y sindicatos en particular- somos como los galos de ‘Astérix’ y el temor de que el cielo caiga sobre nuestras cabezas es infundado. Un runrún alimentado por aquellos a los que interesa meter miedo y sacar rédito o una verdad como la copa de un pino. ¡Por Tutatis, que sea lo primero!