Skip to content

Un brindis por la Pepa

2012 marzo 16

 

Tranquilos, no me ha dado un ataque de egocentrismo… Eso sí, no se olviden de que además del Bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812 el lunes día 19 también celebro mi santo.

Pero vayamos al grano, a mi tocaya, la Pepa a la que se rinde tributo estos días desde todos los ámbitos posibles, un homenaje al que se ha querido sumar también una de las bodegas centenarias del Marco de Jerez.

Y es que la Casa del Tío Pepe ha anunciado que va a conmemorar esta efeméride con el lanzamiento de un Palo Cortado de 1978, año de la promulgación de la Constitución que nos rige actualmente. Se trata de una edición exclusiva de 200 botellas, serigrafiadas y minimalistas, que vienen a engrosar la Colección de Añadas que González Byass viene elaborando desde 1835.

Según han explicado desde la bodega, este Palo Cortado de añada es una edición exclusiva para coleccionistas de 200 botellas numeradas a mano y envueltas en papel de seda que cuenta con el texto de la Constitución de 1812 impreso. Esta joya enológica de 34 años es un vino que ha alcanzado la plenitud. Un Palo Cortado que es, como quieren recalcar desde González Byass, “la definición más limpia y pura de este tipo de vino indomable y rebelde que nos trae aires de libertad”.

Y por si eso fuera poco, desde la casa del Tío Pepe también han querido poner de relieve la coincidencia de que, al mismo tiempo que este bicentenario de la Pepa, González Byass también celebra los 200 años del nacimiento de su fundador, Manuel María González Ángel, bautizado el 26 de mayo como Manuel Felipe Neri José María de la Paz. Aunque no hay documentos escritos, la tradición oral siempre ha afirmado que el nombre de “Felipe Neri” le fue puesto por el oratorio donde se promulgó la Constitución y a la que su padre quiso rendir homenaje.

Para la bodega, el nexo de unión entre este gran precursor del vino de Jerez y la Constitución de Cádiz fue, sin duda, que ambos estaban adelantados a su tiempo. En el caso de la Constitución de 1812 porque ha sido una de las más avanzadas, sirviendo de base a las que vinieron detrás, incluida la vigente, y porque supuso un cambio en el orden legislativo de la época. Este contenido de corte liberal, pionero en España y Europa, recogía derechos y libertades que solo se habían dado en Francia o Estados Unidos. Y en este sentido, Manuel María González Ángel introdujo en su firma algunos derechos sociales pioneros e impensables en la época, como el médico de empresa o las escuelas para la formación de los hijos de los empleados, algunos de los cuales no serían exigidos por ley hasta un siglo después. Además, su vida giró en torno a la innovación tecnológica, llevando hasta su bodega la luz eléctrica, el agua y el ferrocarril e instalando alambiques para la elaboración de brandy.

Y todos estos acontecimientos sucedieron en Cádiz, cuyo puerto, junto con el de Santa Mª, constituyen la salida del vino de Jerez al mundo. Un vino que cuenta con el Consejo Regulador más antiguo de España y, posiblemente, con más historia y tradición.

Si tienen la suerte de hacerse con una de estas exclusivas botellas no lo duden: brinden por mí y por mi homónina.