Skip to content

El mal fario de Costa Cruceros

2012 febrero 28
por merce

Cuando el buque de Costa Cruceros, el Concordia, se hundió en aguas italianas ya se habló en el sector de que esto podría costarle la marca al primer grupo turístico italiano y el operador de cruceros líder en Europa. Ahora con el accidente del Costa Allegra, en el que viajaban dos gaditanos y que tenía previstas cinco escalas en 2012 en la capital, ya se da casi por hecho que la empresa tendrá que cambiar de imagen y ofrecer un remodelación integral de toda la compañía. A pesar de contar con una de las flotas más modernas, Costa deberá ‘vender’ una renovación integral para recuperar la confianza de los clientes, que en el ejercicio pasado fueron más de un millón y medio. Poco importa que el sector de los cruceros se haya popularizado y que la media de los accidentes y los viajes no dé resultados negativos. El turismo se mueve por imagen, sensaciones, todo asociado al placer. Un negocio en el que tiene especial peso la seguridad o la sensación de seguridad. Si no es así, no se vende. Solo cabe esperar que estos cambios que haga Costa Cruceros no afecten a la amplia programación de escalas previstas en el puerto de Cádiz (uno más entre los cientos de muelles europeos en los que echan el ancla sus embarcaciones). Para 2012 se prevén unas 25 escalas programadas por la naviera italiana, atendidas en Cádiz por Baleares Consignataria. Son barcos de gran capacidad que pueden traer a esta ciudad entre 25.000 y 50.000 viajeros (de un día). Así que, confiemos en que sepan superar esta crisis.