Skip to content

Pantomima

2012 mayo 3
por ccherbuy

Este viernes todos los grupos políticos se reunirán para debatir sobre las actuaciones con respecto al desfalco. El equipo de Gobierno informará lo que ha hecho y si hay suerte lo que piensa hacer, respecto al caso contable. El resto de grupos criticará, hará alguna propuesta o no dirá nada. Verdaderamente creo yo que eso no importa. me explico mejor, que la reunión es una pantomima, un escudo que será utilizado por los partidos políticos en ruedas de prensa posteriores. El objetivo (y esto es la verdadera inmundicia que se esconde tras el mundo político) es que no se buscará un consenso o una solución, ésa es la excusa para salir posteriormente ante los medios de comunicación y unos decir lo bine que lo hacen y criticar la postura del otro, que dirá lo mal que lo hacen unos y lo bien que lo harían ellos.

El objetivo no es dialogar y asumir con responsabilidad los temas, es vencer comunicativamente a las siglas que son distintas, incluso es posible que ya tengan estudiada la línea a seguir tras finalizar esta reunión, esta pantomima. Lo cierto es que con este tema estoy algo decepcionado, porque los políticos no han mostrado valentía, sino rédito de poder. Luego te echarán en cara (en algunos casos ya lo han hecho) que no haces bien tu trabajo, porque interpretas lo que te da la gana y no lo que ellos quieren que digas que ellos han dicho. Son ellos los que no hacen su trabajo y tienen la cara dura de darse golpes en el pecho (nunca me fío de la gente que se da golpes en el pecho o se ponen medallas).

Al ver a los parados que se manifiestan en la ciudad, para pedir una oportunidad con la que alimentar a sus familias, son muchas voces las que dicen; “vaya pintas, así no encontrarán trabajo en la vida”, o comentarios parecidos. Lo cierto es que a mí me dan más mala espina los que van en traje y corbata. A los primeros los ves venir y saben de lo que son o no capaces, a los segundos no y eso es más peligroso. Y en eso consiste la pantomima, en convertir una reunión donde deben salir soluciones en un campo de batalla en el que el malo siempre es el otro, sino no tendría sentido la guerra.