Skip to content

San Fernando es azul, pero…

2012 marzo 26
por ccherbuy

No hay duda y es algo irrefutable, incontestable y poco se puede discutir. San Fernando es azul porque más de 17.000 isleños decidieron apostar por el cambio en Andalucía, independientemente de que lo lograran o no, lo cierto es que yo seguí los resultados con expectación porque considero que sirven como un termómetro para ver si el ciudadano confía en su Gobierno. Está claro que se puede decir con rotundidad que sí, aunque también se puede decir sin miedo a equivocarse que el isleño lo que no confía son en los políticos por el alto índice de abstención. Puede parecer contradictorio pero son dos lecturas compatibles, porque el que decide quién gobierna (el que va a votar) apuesta por el PP en La Sila, pero la mayoría de los ciudadanos (los que no van a votar) están cansados de ver cómo los políticos hacen lo que quieren, cuando quieren y sin consecuencias.

Sin duda el PP tiene margen, pero ahora le toca pringarse y de aquí a tres años con el panorama que tiene por delante parece complicado que puedan mantener la renta. La primera piedra de toque es el plan de ajuste. Pues dicen que no van a despedir a funcionarios, pero tocarán su sueldo y quitarán complementos y productividad. Además subirán tasas deficitarias y tomarán medidas con los servicios que son un agujero negro en pérdidas. Es decir que basura y transporte público tendrán que ser reformados de forma contundente. Los impuestos también pueden que suban y alguna que otra sorpresa. A todo esto la Junta seguirá siendo del PSOE y aunque haya margen con el Estado, habrá pinza.

Sobre todo porque se abre un nuevo panorama en la ciudad. En primer lugar hay que ver lo que ocurre con el Partido Andalucista, si se mantiene, se reforma o se reconvierte en otras siglas, porque su descalabro en las urnas también fue claro. Por otro lado el PSOE pactará con IU y hay que decir que López Gil al fin encuentra a un líder con fuerza como aliado y amigo, Griñán que puede apretar las tuercas para que IU arengue a su formación isleña (que no ha querido saber nada de pactos) y dé fuerza a tentar a los andalucistas si hacen esa reforma (porque siempre se ha dicho que López Gil no pactará si sigue De Bernardo). También es cierto que las coas entre el Bipartito no andan bien y las relaciones no son fluidas. En este aspecto podrán decir todo lo contrario, incluso pueden tacharme de mentiroso, pero no es que esté convencido, ni que esté seguró, es que es así, se llevan por intereses, pero si pudieran no se llevarían. A todo ello también está la posibilidad de que López Gil escale un puesto en el partido a nivel andaluz y se convierto en delegado provincial de cualquier áreay tenga más peso y fuerza.

Así que las elecciones dejan un espacio abierto que nos entretendrá en unas semanas, mientras que el PP se enfrenta a un Gobierno duro por la austeridad, los recortes y la falta de dinero. Ante esto imaginación. El juego de mesa ya está dispuesto y a tres años de las elecciones yo no lo veo claro.