“DECIMO ANIVERSARIO”, comunicado de prensa

copia de la nota de prensa

...Transcripción literal del comunicado a la prensa

La Asociación Victimas de Accidentes Laborales 9 de Noviembre quiere en este decimo aniversario del luctuoso suceso acaecido en la Ciudad, que la llama no se apague, que la memoria de estos dos jóvenes siga latiendo, así como la de los demás ocurridos, antes y después, dentro y fuera de nuestros limites municipales y que estas perdidas no den paso a nuevos casos por falta de estar vigilantes.

Debemos tomar conciencia de esta lacra en forma de perdida de vidas humanas, por ello desde aquí queremos pedir a los sindicatos más vigilancia con estos delincuentes de guante blanco, tendiendo nuestra mano para colaborar en la medida de nuestras pequeñas posibilidades, a los empresarios que no les duela señalar a los que desprestigian su actividad, a la clase política más dureza con los infractores, menos permisividad, un Juzgado competente en la materia, una policía especializada y un teléfono para denunciar las infracciones, gemelo del 016 (denuncia violencia de genero), con intervención inmediata.

Para homenajear a las victimas de tan luctuoso episodio hemos confeccionado una pancarta alusiva al hecho que colgará en la entrada de la calle San Francisco durante unos días y el mismo día nueve a las 20,15 nos reuniremos bajo la citada y guardaremos cinco minutos de silencio, sin alegatos y el mensaje será únicamente el silencio, ese silencio impuesto a estas dos jóvenes vidas por la sinrazón.

ALMANSA, nueve de Noviembre de 2.010.

Con la entrega de esta nota de prensa a medios de comunicación locales, provinciales, regionales é incluso alguno nacional damos comienzo a la conmemoración del decimo aniversario del mortal, por partida doble, accidente laboral acaecido en la ciudad de Almansa. La respuesta de los medios otro día.

La carrera de óbices ya dura “diez años”

LA PANCARTA de la DISCORDIA

Con motivo del decimo aniversario del trágico suceso que conmocionó a la sociedad almanseña. Como homenaje y en recuerdo a estas dos jóvenes vidas segadas, para que su memoria no se pierda, la asociación decide colgar una pancarta, para ello utilizamos los cauces reglamentarios pidiendo permiso, al consistorio, para realizar el colgamiento de la mencionada pancarta. La sorpresa viene en forma de negativa, ninguna palabra de menoscabo, afrenta ó descredito hacia persona o entidad, no entendemos que el hecho de nombrar la empresa en que ocurrió sin ninguna palabra alusiva, solo citándola como lugar de situación del acontecimiento, sea motivo de la denegación para su exposición pública en espacio público.
.

Anverso y reverso de la denegación

Parece ser que la exposición de la pancarta no se rige por el hecho de la veracidad del suceso mencionado, el insulto ó ensalzamiento, es considerado como un acto publicitario y no puede dar consentimiento un consistorio para la utilización de una marca ó nombre comercial y su exposición en espacio público.

Si un tecnicismo tan nimio puede prohibir un evento como este, apaga y vámonos, creen que la asociación necesita una pancarta para dar notoriedad al suceso, se equivocan la mera mención del hecho les relaciona rápidamente y en nuestro espacio con el respeto que se nos exige, que no todos merecemos, citaremos los hechos y lugares sin faltar a la verdad.

No entendemos la fijación de la empresa con el suceso, nosotros rara vez les mencionamos por el nombre, no nos apetece hacerles propaganda, ya se sabe lo que dice el adagio hablen de mi aunque sea mal, pero al cabo de “diez años”, ellos parece que siguen empeñados en negar a la mayor, la táctica del avestruz, y aunque a mi en primera persona y a ellos como entidad no nos guste, inexorablemente los caminos se cruzaron y para siempre irán trágicamente unidos, sin hacer ningún otro juicio de valor de eso ya se encargaron en su momento a quienes les correspondía.

Quizá alguien piense que exagero, pero voy a dar un dato, el día nueve de noviembre del año dos mil cinco, cinco años después del suceso, se presento esta asociación y a ella en la ultima fila del teatro Principal, tratando de pasar desapercibido se encontraba el gerente, no se que pintaba en la ultima fila, acaso creía que la asociación se creaba para perseguirle a él o a la empresa, creía que íbamos a proferir insultos. Las miras de esta asociación es el futuro, sin olvidar el pasado, sin rencores, solo con la esperanza de que algún año no muy lejano no se produzcan más muertes ni heridos graves en el trabajo, soñando lo utópico “accidentes laborales CERO”.

Como aparte de una pancarta existen más formas de llegar al publico, aprovecharemos además, otros medios y trataremos de que el mensaje traspase limites, incluso los de la Comunidad Autónoma y utilizaremos todos los argumentos que la ley nos ofrece para que el próximo y los siguientes esa pancarta se exhiba tal y como se redacto inicialmente.

LA PANCARTA DEFINITIVA

LA SINIESTRALIDAD LABORAL y ARAGÓN

No es casualidad que hoy me encuentre escribiendo sobre la siniestralidad laboral en Aragón, tan cerca y tan lejos a la vez, a tantos kilómetros para ir caminando y tan cerca por el tema que nos ocupa.

Manejando datos sobre el tema me encuentro que las cifras, no mejores, menos malas corresponden a esta Comunidad Autónoma, con cinco puntos por debajo de la media nacional. Me viene a la cabeza que no tengo conocimiento de otra comunidad autónoma que haya invitado a una “asociación de victimas de accidentes laborales” a expresarse en el Parlamento Regional, lo que representa ser escuchada y reconocida públicamente dentro de su ámbito y dando un espaldarazo a su trabajo dentro de la comunidad.

Tampoco tenemos conocimiento de más asociaciones en otras comunidades pese a que hemos utilizado los medios a nuestro alcance para indagar, salvo una posterior creada en esta Comunidad Autónoma, en Toledo capital, a la que dieron cobertura por ser en la capital, pero solo en su presentación, a nosotros fuera de la localidad ni eso. Hemos sido incluso tachados de intrusos por algún sindicalista y que decir de la forma que hemos sido ninguneados por los poderes tácitos y fácticos.

Quizá por esa sensibilidad de aunar esfuerzos sin excluir a nadie puede trazar un proyecto que arroje resultados, nunca lo suficientemente mejorados, pero mejorando lentamente sin paso atrás. Visto desde la distancia parece ser la Comunidad que mejor a sabido aplicar el principio de sumar esfuerzos.

El pastel es tan jugoso que nadie quiere repartir el trozo y la fracción una vez vez en su poder se reparte de la manera caprichosa que cada distribuidor le viene en antojo, no queremos parte pecuniaria del pastel, queremos un reparto más justo, más importes para funcionamiento de una Fiscalía y una Magistratura con competencia exclusiva en esta materia, más medios humanos y materiales para la Inspección de Trabajo, en definitiva más vigilancia en materia de violación de los derechos y obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

Siempre mirando al cielo, esperando que las inclemencias del tiempo no estropee la cosecha, pero para ello primero hay que arar, abonar, sembrar, desherbar…, Aragón escogió tierra, sembró las semillas y la esta abonando de manera adecuada, ahora empieza a recoger los frutos, sus Programas de Prevención de Riesgos Laborales , esta siendo referencia en foros nacionales e internacionales, esto refuerza mi creencia.

Los representantes

El sindicalismo y sus negocios.

En mi vida siempre he tenido las ideas muy claras sobre mis creencias, en que y en que no he creído ó confiado y precisamente no son los sindicatos una de las instituciones en las que creo ó confío, hablo de la institución, personas me encontré con la etiqueta, pero de muy buena ley y en las que se podía confiar, en cargos de responsabilidad escasas.

En las horas siguientes a los hechos luctuosos se presentaron diversos personajes políticos y sindicales rondando y con escaso bagaje para el momento, balbuceando frases de escaso contenido, ausentes de sentido, al extremo de que un conocido sindicalista local, con responsabilidades en el sindicato llega a decir, “no te preocupes, les va ha caer un multazo”, eso es todo lo que era capaz de decir a un padre que acababa de perder a su hijo, calladitos más guapos, para decir esto. Otro compañero del mencionado al pedir hablar con el comité de empresa, pasados unos días, me contesta, “no hay comité de empresa”, la explicación que como la empresa esta creando puestos de trabajo, la creación, de la empresa, es reciente, los empleados en altísimo porcentaje son contratados, vaya todo lo que uno espera de un sindicato, en definitiva gestores de ERES e indemnizaciones. Para este asunto tengo mi propia teoría, capital y sintonía, buena letra para una canción de dudoso éxito.

Los negocios del sindicalismo, subvenciones, gestión de perdidas de puestos de trabajo, cursos, cooperativas de viviendas, seguros y un largo etcétera y con desigual suerte. Suerte de colocarse en la primera línea de salida es lo que necesitan para situarse y vivir en optimas condiciones, entre tanto los trabajadores a ver que migajas les llegan.

El primer Edil y sus cabildantes.

Los políticos municipales tampoco anduvieron a la zaga, con respecto a los sindicalistas, no podría decir ni más ni mejor, tal vez por menor impacto, de sus palabras, en aquellos primeros momentos, nos quedan las palabras que normalmente decimos en situaciones de perdida de seres queridos en circunstancias normales, otra cosa es lo sucedido a posterior.

Algún gesto de obligado cumplimiento y la entrega de escasas, por número, notas de condolencia de jerarquías provinciales y con el texto de la plantilla, según la ocasión. Sin mucha demora el cabildante responsable de personal, creo era su responsabilidad municipal, apenas “ochenta y cuatro” horas habían pasado cuando empieza su cruzada particular para conseguir ser letrado defensor, con llamadas al teléfono familiar y culminando con una carta en la que ofrece sus servicios, eso podíamos haber consentido todos los participantes de la ejecutiva del partido, Juan Palomo yo me lo guiso yo me lo como.

El primer edil tuvo conocimiento de esta actuación de su compañero de viaje, viaje político, con un gesto y comentario que no voy a reproducir, en este momento, pero eso todo quedo en el comentario, a día de hoy sigue en primera línea, en la oposición de portavoz, seguramente mi grado de exigencia ética es demasiado alto para los personajes que pretenden vivir de la política. Más aun me dolió la contestación a una solicitud mía al senador, a su vez primer edil, lamentable, puesta en boca del actual presidente de las Cortes de Castilla la Mancha, de ahí que yo hable con tanta insistencia de “VICTIMAS de SEGUNDA”.

Quiero dejar bien claro que como se desprende de esta y otras epistolares, los que ocupaban cargos de responsabilidad, en mi forma de entender, no estuvieron a la altura de las circunstancias, pero tampoco es mi animo que saque tajada la oposición, oposición con un comportamiento, dejémoslo en igual, superándoles en algunas facetas ahora que tienen ellos las responsabilidades, me despediré con una frase muy mía, “a fin de cuentas políticos”.

El nido vacío.

Ayer en el ultimo párrafo decía, “cuando han pasado 3.287 días, después de 78.888 horas, con demasiados minutos sin dejar de pensar en lo sucedido ni un solo segundo”, hoy la misma medida horaria podemos aplicar a la vuelta a casa y la definitiva ausencia física y una mayor presencia incorpórea, si cabe, encontramos el nido vacío, no por que haya volado el pájaro, por que lo han cazado. Cazado por las redes que tejen las imperiosas necesidades de subsistencia, que diseñan los explotadores, en la que se impone “vivir para trabajar”, a cualquier precio y no “trabajar para vivir”, que sería lo deseable para que “el trabajo no tenga como precio la vida”.

La dureza del momento, más cruel de lo imaginable, momento en que vuelves al hogar, hogar que nunca volverá a ser igual, con una ausencia permanente y afrontas como un zombi la situación, situación que se tornará más lacerante si en el entorno próximo no está a la altura de la situación.

Vivir para trabajar es la filosofía que interesa al capital, no se entendería una sociedad con demasiado tiempo para el ocio. El tiempo dedicado al ocio significa tiempo para pensar, relajarse, en definitiva vivir y darse cuenta de las desigualdades, de la situación de cuasi esclavitud a que se somete al asalariado, en relación a los tiempos que vivimos, el siglo XXI.

Fue un momento difícil, muy difícil, el que se vive en las circunstancias expuestas, muy crudo resulta recordar para escribir y aun así, nadie cuenta con nosotros para nada, la historia se escribe al margen de los implicados y se hacen leyes, no sin escucharnos, sin ni siquiera oírnos.

Lo más grave es escuchar con la vehemencia que se utilizan las estadísticas, argumentando mejoras, sin tener en cuenta el incremento del paro, utilizando cifras absolutas e ignorando las relativas y ¡¡¡ENTRE TANTO SE VAN VACIANDO NIDOS!!!

Duelo, dolor, vesania…

En plena espiral de dolor y locura, los soplagaitas histriónicos, aprovechan nuestra ausencia de intelecto para repetirnos palabras que no recordaremos, pero ellos pronuncian como papagayos, vacías de contenido y con la misma “profundidad” que tienen las de sus intervenciones en mítines, actos sociales ó institucionales, mantente mientras cobro, el cobro rentabilizar en votos su presencia.

Ha pesar de la locura y el dolor se quedan en tu memoria palabras en ocasiones frases sueltas, frases que con el tiempo, mucho tiempo empiezas a hilvanar y tirando del hilo encuentras el ovillo, no tengo demasiada conciencia de quien, cuantos ó cuales, pero si algunos. Algunos por sus mamarrachadas que se quedan gravadas y cuando afloran te golpean con violencia en tu cerebro y te dan ganas de ir a por el individuo y ponerle en su sitio, no lo haces, ¿para que ponerte a su altura?, no obstante alguno pienso desenmascar en próximos post, sin violencia ni física ni verbal. El verbo puede herir sin violencia, como heridos, heridos de muerte nos encontramos ya mucho tiempo, peor suerte corrieron nuestros vástagos sus heridas fueron definitivas, entre tanto otros disfrutan de los suyos y pasean pretendiendo pasar por victimas.

En ese primer momento sin posibilidad de reacción con las entrañas rotas por el dolor, pretenden rentabilizar nuestro tormento, poniéndose en el ángulo de la cámara y haciendo el trabajo sucio a sus jefes, es muy tétrico el cuadro para los jerarcas, tétrico y poco rentable, en sufragios, otros cuadros tétricos, bien cuidados los enfoques, es otra cosa son victimas de primera, en cuestión de sufragios, que es en definitiva su único objetivo.

Cuando han pasado 3.287 días, después de 78.888 horas, con demasiados minutos sin dejar de pensar en lo sucedido ni un solo segundo, aquellas palabras más vacías que huecas, siguen siendo eso palabras que se llevó el viento y nadie nunca más nos aplicó una palabra de aliento, nadie que no fueran nuestros amigos, jamás se interesaron por nosotros y los sicólogos y demás especialidades medicas por conducto normal de la Seguridad Social, que grandes profesionales y que mal valorados.

El dolor de la ausencia.

Nueve años de ausencia.

Nueve años de ausencia y silencio. Ausencia física, ellos siguen entre nosotros, su recuerdo permanece impoluto, siempre presentes y a su vez ausentes y silencios de dolor por lo ocurrido, de rabia contenida, rabia por la falta de respuestas, por la burocracia que llega hasta la justicia ó las leyes, no soy jurista y no de distinguir, pero se lo que siento y quiero. Lo que siento, sentimos, mucho dolor y rabia. Lo que quiero, queremos, es menos indiferencia, mecanismos eficaces para denunciar, respuestas ágiles, policía especializada, fiscales y magistrados en materia, más intervención penal, pues penal es poner de manera deliberada en peligro la vida de las personas.

Hoy nueve de noviembre, nueve años que la tragedia se cruzo en nuestras vidas, antes y después otras personas han sentido el dolor por el mismo motivo, nosotros perdimos dos jóvenes de 22 y 24 años, uno mi hijo y lo más grave, que pudieron evitarse con sentido común, se produjeron suficientes irregularidades como para actuar de oficio, pero todo se arregló con las indemnizaciones económicas.

Sentido común, tan poco común cuando de amasar dinero se trata, la inversión hay que recuperarla rápido, más los dividendos, sin mirar que ó a quien pasamos por encima, desgraciadamente en este caso literal, pero esto sería fácil de atajar si no fuéramos tan condescendientes con los infractores, de hecho ú omisión, siempre oí decir “EL DESCONOCIMIENTO DE LA LEY NO EXIME DE CUMPLIRLA”. Entendemos que esta muy generalizado entre los empresarios, los que siguen pensando que es más rentable no hacer nada que tener un plan de prevención de riesgos laborales acorde, en este sentido cavilo que luego vienen los lamentos y leyes blandas y demasiado permisivas.

Irregularidades, con catorce días en la empresa, sin ningún tipo de preparación, para un trabajo que necesariamente debe tenerla y un cúmulo de circunstancias más que reconoció la Inspección de Trabajo como muy graves, solicitando sanciones, ganando todos los recursos interpuestos por la empresa, llegando hasta el ultimo peldaño en Magistratura para conseguir la sanción administrativa, que ganó la Inspección y en la que la empresa, hasta ese momento presunta infractora, se permite denunciar a los padres de la victima mortal, cosas de leyes, me dicen.

Sospechosa resulta la concomitancia de los puestos de responsabilidad, la pertenencia a la ejecutiva de una formación política y las facilidades por parte del Consistorio para tramitar documentaciones, pero solo se trata de mi sospecha, razonable pienso. En cualquier caso la actuación de algún edil no me ayudo a cambiar de idea.

SANGRANTE y SANGRANDO.

Resultan sangrantes las cifras que se manejan en perdidas de vidas humanas como consecuencia de accidentes laborales. Sangrando están a diario nuevas heridas, casos que se nos presentan, en medios de comunicación, sin apenas pasar de alguna declaración institucional ó comentario sindicalista que al final queda en mero testimonio, un numero más en las estadísticas.

Las cifras son lo suficientemente sobrecogedoras como para tomarlas con la impasibilidad e inmovilismo que se esta actuando, parece un mal menor y miles de personas afectadas por esta epidemia, que son tratadas con bastante indiferencia, no nos cansaremos de decirlo, somos molestos, molestamos al capital, metido a patrono, en definitiva el dinero mueve el mundo, que asco de mundo.

En la última década, entre el año 1999 y el primer semestre de 2009, se produjeron 101 siniestros mortales en la provincia de Albacete y otros datos que nos dan cuenta de la tragedia que se vive a diario en el tajo.

Los antecedentes en números:

Accidentes con resultado de muerte entre 1999 y junio de 2009, 101 siniestros en la provincia, a los que hay que sumar los heridos graves.

Accidentes con resultado de baja entre 1999 y junio de 2009, 80.890 accidentados.

Jornadas perdidas como consecuencia de accidentes de trabajo entre 1999 y junio de 2007, 1.539.359 jornadas.

El ejercicio con más accidentes laborales con resultado baja, año 2006 que se registraron 8.271 siniestros.

Ejercicio con más accidentes con resultado de muerte en la última década año, 2007 que se computaron 17 siniestros mortales.

Accidentes registrados en el primer semestre del año en curso, 2.627 siniestros en total, 21 de carácter leve y cuatro mortales.

Las cifras de siniestralidad, estadísticas oficiales, lejos de las reales, en la provincia son lo suficientemente elocuentes como para comenzar a tomar medidas más serias, sin tibiezas, como viene siendo habitual, con excesivo compadreo entre las partes que tiene poder para decidir ó influir en las decisiones, aquí en la misma mesa con dinero de los trabajadores la Junta invita y a la comida asisten los empresarios y los sindicatos, a los postres con los efluvios de la bebida, algún nítido testimonio de reivindicación y sobre todo mucha complacencia y adulaciones. La parábola de nada nos va a servir.

A pesar de nuestro empecinamiento, mañana se cumplen nueve años y siguen “sangrante y sangrando” las heridas que se abrieron y que no dejan cerrar el perenne goteo de victimas.

La estadística oficial.

La estadística oficial en materia de accidentes laborales nunca conseguimos saber que incluye, no somos bien recibidos en ninguna instancia, no se nos facilita información y rara vez una contestación, siempre que lo hacen es de manera abstracta, no obstante por lo que se desprende de las conversaciones mantenidas en alguna ocasión solamente los que se encuentran en situación de alta en Seguridad Social, figuran en las estadísticas oficiales, el resto son especulativas, según los intereses de quien las encarga ó maneja.

Hace ya casi dos meses se produjo un accidente laboral en Yeste (Albacete), al caer de una altura equivalente a tres pisos, ocho metros de altura aproximadamente, un trabajador, boliviano de origen, 23 años y que corresponde a las iniciales JL.M., que al parecer tenia firmado un contrato pero no registrado. Supuestamente al ingresar en el Servicio de urgencias suplantaron su identidad por la de otro compañero, del mismo origen y con contrato registrado, la apariencia física y la urgencia del momento poco haría sospechar.

Según explicó la consejera de Trabajo y Empleo de Castilla-La Mancha, Luz Rodríguez, después de más de quince días, el accidente y la posibilidad de que el patrono intentara ingresar al herido en el hospital con un nombre falso son también investigados por la Inspección de Trabajo, igualmente manifestó que “caerá todo el peso de la ley”, si se demuestran las infracciones. Mientras este individuo al que se le pueden imputar, a la vista de todo lo oído y leído, varios delitos se pasea indiferente, JL.M. en el hospital de Parapléjicos de Toledo sin saber si volverá a poder pasear sin ayudas.

Como si no fuera con el, no se ha interesado por el herido y una muestra de ello es como explicaba el trabajador a Radio Albacete, me he sentido solo y el empresario no me ha visitado, seguramente y se bien lo que digo, argumentará un estado depresivo y por qué, por su falta de previsión y lo que se avecina, no por el trabajador.

¿Este accidente figurará en la estadística oficial?, de momento pagar lo pagará la sociedad, incluido el accidentado que lleva la peor parte, pero hoy ya es un numero de las estadísticas, o tal vez ni eso.

El peso de la ley, el peso es liviano, cuando alzas la voz pidiendo penas más fuertes te llaman vengativo, la venganza es un plato que se sirve frío, la justicia tarda tanto y es tan liviana que se sirve congelada.

Corto y pincho

En otros momentos de la vida y con todas las ilusiones, ideales y proyectos intactos, con la inocencia que da la escasez de años y experiencia, recorría Madrid, es un eufemismo, solo algunos rincones, tomando un corto de cerveza y el pincho que acompañaban, en ocasión un vino, la tapa nunca la repetían era un constante aprendizaje, además de un placer para los sentidos.

Una vez situados, nadie dude soy hostelero, mi pasión dependiente de barra, me salieron los dientes detrás de una y tras de una deje el ultimo hilo de mi posibilidad de seguir trabajando, el destino nos reserva tragos más amargos que la hiel, pero no nos quita la vida, solo nos quita las ganas de vivir.

Si lo que voy a decir lo dijese de otros colectivos se podría pensar que hablo por despecho ó envidia, nadie dude que no es así, es con el mayor cariño para la acción que representa un espaldarazo para una profesión que me moriré amando y con la que crecí haciendo amigos y conversando con los clientes de los que aprendía en cada frase nueva.

El pasado sábado el señor Presidente de la Comunidad de Castilla la Mancha participaba en las IV Jornadas de la Tapa en Albacete, que organizan mis compañeros de la capital y que son una autentica maravilla, por organización, confección de las tapas y el servicio, a la altura de los mejores, como siempre. Como siempre el señor Barreda esta en la foto fácil, en el momento de placer y donde le agasajen y regalen el oído, pero bendita sea su presencia, supone una publicidad impagable.

En la foto facil

Acompañado de una serie de tiralevitas como Pedro Antonio Ruiz Santos, presidente de la Diputación Provincial; la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver; el delegado provincial de la Junta de Comunidades, Modesto Belinchón; ó el concejal de Promoción Económica, Ramón Sotos, ninguno de ellos aparecerá cuando la farra se torna duelo.

A propósito de duelo nunca Barreda se ha pedido una foto cuando se produce un accidente laboral en el tajo que ha ocurrido la tragedia y de manera inmediata, nunca aparecerá en los primeros momentos, ni después, no visitará a las victimas, allí solo hay dolor y se puede encontrar alguien que le cante las verdades del barquero, allí los testaferros a la distancia y con distancia de tiempo. Las fotos con el señor Nicolás y los jefes sindicalistas, sindicalistas que la defensa que hacen de los trabajadores siempre son meras declaraciones de intenciones.

La patronal, que no los empresarios, están contentos con él, no es para menos, ayudas, reuniones, concesiones, aumento de dividendos y el paro aumentando, mientras los sindicatos rellenando documentaciones para sus subvenciones.

No hablo de manera pueril, ni el señor Bono; ni usted mismo contestaron nunca a nuestras epistolares, ni la televisión regional dio nunca cobertura a nuestras demandas y los sindicatos nos trataron con la misma indiferencia que las organizaciones empresariales, a los cabildantes de mi ciudad les reservamos el noveno aniversario.

Volviendo al inicio corto y pincho, estos pinchos de las jornadas tienen mucho estilo y señor Barreda gracias por su apoyo presencial con la Hostelería de Albacete, pero prodíguese con todos los ciudadanos de Castilla la Mancha, aunque exista mucho dolor en algún rincón todavía por visitar.

lavozdigital.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.